https://dev.twitter.com/cards/types/summary -->

Etiquetas

Etiquetas

jueves, 17 de mayo de 2018

Tan bonito como vivir una final europea

Actos previos de la Final UEL entre Atleti y O. Marsella en Lyon.
(FOTO: Fuente propia).
González, ÁLVARO | Lyon-Madrid

Sí, ya hemos llegado a Madrid. Y posiblemente a estas horas ya os ha dado tiempo a leer de todo sobre la victoria del Atlético de Madrid en la final de la Europa League en Lyon, hace unas cuantas horas ya. Algo habréis leído seguro sobre que por fin Fernando Torres ha conseguido el título que le faltaba antes de despedirse del equipo de su vida; sobre que Antoine Griezmann hizo, presumiblemente, su última gran obra al servicio del Atleti; sobre que la afición del O. Marsella se dedicó a disfrutar del partido con espectáculo pirotécnico incluido. Y hasta habréis leído algún que otro artículo sobre los seis títulos de Simeone con el Atleti en siete años. Sin embargo, hay algo mucho más bonito que todo esto.

Vivir una final europea es algo mágico, algo brutal. No se puede expresar con palabras. Es muy bonito planear el viaje semanas antes y darte cuenta que, a pesar de que será una 'paliza', lo organizas con mucha ilusión. Es muy bonito arrancar ese viaje y empezar a ver las primeras camisetas de otros iguales a tí que también lleva la mochila repleta de ilusión, ganas y algún que otro bocata.

Es demasiado bonito llegar a la ciudad europea de turno, que posiblemente jamás hayas visitado y no sabes si lo volverás a hacer, y montarte en el primer metro o tranvía junto a todos los que llevan tu misma camiseta para dirigirte a la 'Fan Zone'. Es tremendamente bonito llegar a ese lugar de encuentro, que te da igual que esté a 200 metros del estadio que a 15 km. Tú vas, sea como sea, porque sabes que te lo vas a pasar muy bien y las horas de nervios pasarán más rápido.

Es inmensamente bonito volverte loco buscando donde venden hielos y darte cuenta que en España somos diferentes. Es bonito compartirlos o cambiarlos por cervezas, vasos o lo que se tercie con personas que jamás has visto solo porque ese día todos vais en una misma dirección. Para mí, eso es muy bonito. 

Es brutalmente bonito cruzarte con aficionados de equipos rivales que nunca hubieras imaginado que te cruzarías y encima te haces fotos con ellos porque todos no son tan peligrosos como los pintan. Es totalmente bonito, aunque pueda parecer que no, que tengas que esperar una fila tremenda para pasar, aunque tengas acreditación, y te agobies porque no encuentres a tu compañero y el partido cada vez se acerca más. Es absurdo, pero bonito.

Es fantásticamente bonito que dos aficiones intercambien diferentes culturas a la hora de animar, aunque algunas sean más civilizadas que otras. Es bonito contar y que te cuenten miles de anécdotas tus amigos y compañeros de viaje durante todos estos días: uno se deja bigote, otro es su primera final europea, a otro le dan miedo los aviones... a mí me resulta bonito.

Es muy bonito que encima veas ganar al equipo por el que llegaste hasta allí, es bonito. En fín, es muy bonito que encima esto se lo puedas contar a multitud de personas a través de la radio para que los que te escuchan vean lo que está pasando a través de tus palabras, es para mí muy bonito.

Así que después de estos párrafos, no me voy a detener esta vez a analizar temas que ya están más que analizados varias horas después. Esta vez, este artículo va dedicado a todas esas personas afortunadas que en algún momento de su vida, fueran del equipo que fueran, vivieron una final europea, ya sea de Champions o de Europa League, son especiales y bonitas. Yo ya llevo tres. Y sí, todo esto tan bonito me ha pasado a mí y, seguramente, a muchos de los que hoy han llegado tan cansados del viaje desde Lyon que solo les quedan fuerzas para recordar lo bonito que ha sido.  


viernes, 4 de mayo de 2018

Ser feliz con el Atleti de Madrid

Los jugadores del Atleti celebran el gol de Diego Costa.
(FOTO: abc.es)
González, ÁLVARO | Madrid

Señores, el Atleti estará en Lyon el próximo 16 de mayo para disputar, frente al O. Marsella, la final de la Europa League. Sí, que todos sabemos que nos hubiera gustado estar hablando ahora de las entradas y los viajes a Kiev. Sí, que la Champions tiene más prestigio que la Europa League. Sí, que el fútbol le debe al Atleti una Liga de Campeones y no será esta temporada tampoco. Y sí, que algunos dijeron que la Europa League era "una mierda". Pero, ¿y qué?

¿Quién no fue feliz ayer cuando vio al Metropolitano disfrazado y recordando por primera vez a nuestro Vicente Calderón? ¿Quién no alcanzó el máximo nivel de orgullo y pertenencia a unos colores cuando veía como los jugadores se dejaban el alma y la piel sobre el terreno de juego del Emirates Stadium y del Metropolitano para volver a estar en una final, sin importarles la competición que se estaba disputando?¿Quién puede decir que los aficionados del Atleti no son felices cuando va a ver a su equipo por quinta vez en ocho temporadas disputar una final europea, después de haber estado 12 años sin pisar estadios del viejo continente?

Y no solo eso, ¿a quién no se le pusieron los pelos de punta viendo como su técnico, Diego Pablo Simeone, era un hincha más en la grada, ayer ante el Arsenal, celebrando el pase a la final, bufanda del Atleti al viento, demostrando que la felicidad está por encima del valor del torneo que estés jugando?

Y hay más, ¿cuántos de los que ayer asistieron al nuevo estadio colchonero, hoy han tenido que hacer un esfuerzo extra para levantarse porque ayer sacrificaron treinta minutos de su tiempo para cantar y saltar con los jugadores, una vez se había certificado el billete rumbo a Lyon? Y lo bien que se lo pasaron. Y lo felices que se han levantado hoy aunque el despertador haya sonado antes lo deseado.

La Champions mola mucho, pero la Europa League también. Además, esta competición tiene esa complicidad con el Atleti que hace que se le tenga cariño. Ya sea porque no le ha tratado tan mal como la Copa de Europa; ya sea porque fue el primero que la alzó al cielo de Hamburgo, una vez rebautizada con su nuevo nombre; ya sea porque reinició el camino de un Atleti ahora reconocido y respetado en toda Europa, ya sea porque fue el primer título de Simeone como entrenador rojiblanco. Ya sea por lo que sea, los atléticos la quieren. Y volver a luchar por ella. Y volver a vibrar con ella. Y como dice la canción: volver a ganar una Europa League, que solo soy feliz con el Atleti de Madrid...

martes, 1 de mayo de 2018

Vitolo ya es importante

Vitolo celebra un gol en el Metropolitano.
(FOTO: as.com)
González, ÁLVARO | Madrid

Ha vuelto el canario. Victor Machín "Vitolo" ha recuperado su mejor versión después de un año lleno de contratiempos y cambios. Si ya en el mes de agosto su temporada no empezaba como otra cualquiera, esta no se ha enderezado durante toda la campaña.

Inicio díficil de temporada

Primero, fue su salida convulsa del Sevilla rumbo al Atleti, previo paso de cuatro meses por su tierra y por el equipo de su vida, la UD Las Palmas. Sus primeros meses en la isla no fueron fáciles porque una lesión le dejó en el dique seco varios meses, algo que hizo que no pudiera ayudar a los canarios todo lo que le hubiera gustado. Además, durante esa estancia, ya tuvo que visitar el Sánchez Pizjuán por primera vez después de salir de Nervión. No fue un recibimiento agradable.

Llegada al Atleti en enero

Sin embargo, en enero llegaba al Atleti. Lo hacía tras recuperarse de la lesión y con muchas ganas de ayudar al equipo rojiblanco en la segunda parte del campeonato. Pero, se encontró con una competencia muy dura y con un Simeone que no le ha dado una gran dosis de minutos desde el inicio. Algo que hizo que no fuera llamado por Lopetegui en la última concentración de la Selección Española.

Mucho se le preguntaba al técnico argentino por el jugador canario y su respuesta siempre era la misma: "Está progresando y creciendo, pero hay que ir poco a poco". Todo ello, a pesar de que cuando tenía minutos los aprovechaba con goles y buenas actuaciones, prácticamente siempre. Parecía que el canario no llegaba a integrarse en la dinámica y la exigencia de un conjunto que aspiraba a lo máximo esta temporada.

Empezamos a ver su mejor versión

No obstante, ha llegado su momento. El canario ha llegado a sumar tres partidos consecutivos de titular y ha participado en los últimos (excepto en el partido de ida de semifinales de Europa League ante el Arsenal). Además, demostrando que es uno de los únicos jugadores capaces de romper las defensas rivales, como demostró ante el Betis o el Alavés, posiblemente porque se encuentra físicamente muy fuerte.  

Estoy seguro que Simeone está preparando al canario para que le veamos al 100% ya la próxima temporada, tras una pretemporada con el equipo y una estabilidad en todos los aspectos. Pero, sin duda, con esta plantilla tan corta, el Cholo necesita al mejor Vitolo en esta recta final y el canario está respondiendo con creces. 

En mi opinión, todavía le puede faltar algo de esa confianza y descaro al que nos tenía acostumbrados en Sevilla. Aunque creo que con este nivel que está ofreciendo, debería ser un jugador fundamental en los planes de Simeone para estos últimos partidos y, si sigue así, debería ser uno de los fijos en la convocatoria de Lopetegui para el Mundial de Rusia. Ha costado, pero Vitolo ya es importante.

martes, 24 de abril de 2018

El Metropolitano reconoció a tres leyendas españolas en un mismo fin de semana

Iniesta se marchaba ovacionado del Metropolitano.
(FOTO: Getty).
González, ÁLVARO | Madrid

No muchas veces pasa, por no decir que prácticamente nunca. Sin embargo, este pasado fin de semana ocurrió que en el Wanda Metropolitano hubo dos importantes partidos en menos de 24 horas. El sábado, Barcelona y Sevilla se jugaban el partido más bonito de la temporada, la final de la Copa del Rey. Y un día después, Atlético de Madrid y Betis se jugaban un nuevo encuentro de la liga, también en el feudo colchonero.

Andrés Iniesta

Pero a lo que vamos, en esa final hubo un protagonista por encima de todos. Andrés Iniesta jugaba, presumiblemente, su última final con el club blaugrana, el cuál abandonará el próximo verano. Se marcó un partido excelente, refrendado con un gol. Pero, lo que sorprendió a todos fue que en el momento de sus sustitución todo el estadio ovacionó al de Fuentealbilla. No solo recibió aplausos por ese gol en Sudáfrica que nos dio un Mundial a todos los españoles y que ha servido de motivo para homenajear al albaceteño en todos los estadios de España. La ovación y los aplausos del sábado, por parte de sus aficionados y los aficionados rivales, los del Sevilla FC, fue el reconocimiento a una carrera intachable y a una persona ejemplar. Y eso pasó en el Metropolitano.

Joaquín 

Joaquín, durante el partido ante el Atleti
(FOTO: GTRES).
Ahora bien, 24 horas después de ese momento mágico de la despedida de Iniesta, Joaquín entraba al césped del nuevo estadio rojiblanco para disputar los últimos minutos del partido que su equipo estaba jugando contra el Atleti. En ese momento, se volvió a vivir otro momento histórico y mágico. El sevillano era recibido con aplausos y en medio de una sonora ovación por parte de todo el estadio: aficionados del Betis y aficionados del Atleti. Parecía un déjà-vu, pero volvió a pasar en el mismo lugar y tan solo 24 horas después. Otra leyenda de la Liga, como es el centrocampista bético, era reconocido por su carismático cáracter y su esplendida carrera profesional. Un rival fue ovacionado y eso pasó en el Metropolitano.

Fernando Torres

Fernando Torres, durante el partido ante el Betis.
(FOTO: EFE).
Por último, volvió a ocurrir. En el órden de los acontecimientos se produjo antes de la ovación a Joaquín, pero quise dejarlo para el final. Fernando Torres no salía ni entraba al terreno de juego. La ovación al Niño, por parte de sus fieles aficionados y los aficionados de la afición rival, los del Betis, se produjo cuando el nombre del delantero de Fuenlabrada era mencionado en el marcador del Metropolitano. Otra leyenda de nuestro fútbol, que daba en su momento con su gol una Eurocopa a todo el país, era reconocido por dos aficiones que mostraron su admiración a un jugador que le quedan cuatro partidos en nuestro campeonato. Y sí, como con Iniesta y Joaquín, pasó el mismo fin de semana y pasó en el Metropolitano. 

sábado, 14 de abril de 2018

Claves del Arsenal-Atleti

Resumo las claves de la eliminatoria de semifinales de la Europa League entre Arsenal y Atleti. Todo en Radio Internacional (Goles con Parrado).